Capítulo Preliminar

Nunca supo por qué se levantó nostálgica de insomnio a las seis menos veinte de la madrugada  para revisar el altillo y abrir el viejo baúl que pertenecía al abuelo de su padre.  María de la Claridad encendió la luz, abrió el baúl (que muchas veces le había parecido una enorme valija traída por inmigrantes),  sacó todo lo que había adentro  y se sentó en el suelo para sentirse más cómoda.

El baúl era un testimonio de su historia personal o mejor dicho, era testigo de la historia sus padres. La borrasca de  papeles, fotos  y tarjetas la  esperaba siempre para contarle las novelerías vividas por sus ellos.  Santa Fe, me cuentan, era por aquel entonces una ciudad donde todavía se veían los campanarios de las iglesias y el calor influía en todas las pasiones.

Sin duda lo más importante para María de la Claridad eran dos grandes fajos de cartas, uno atado con cinta celeste y el otro atado con una cinta rosa. Las de cinta rosa le recordaban a su madre, muerta hacia bastante tiempo sin conocer la desdicha, en cambio,  las atadas con cinta celeste recuperaban para ella algo de la esencia de un padre que se extraviaba, cada vez con más frecuencia, entre de las ciénagas de su propia memoria.

Y ahí estaba ella, llena de la indecible ternura de una adolecente que lucha con la soledad. Y ahí estaba el baúl. Y ahí estaban las cartas, dibujos y pañuelos con iniciales bordadas.  María de la Claridad siguió revisando hasta que encontró  un viejo cuaderno rojo que pertenecía a su padre y  sonrió mientras lo abría. Le costó leer los garabatos en color azul con los que su padre había escrito:

“Reglas No Escritas Para El Comportamiento En Facebook y Demás Redes Sociales”:

  • Usaras el nombre por el cual todos te conocen y por el cual te llaman. Eres “Juan Pérez”, no “JuanshiiToooooo, El MaShh  LIndooo”.
  • Tu imagen de perfil tiene que ser una foto tuya o una donde muestres tu verdadero “yo”.
  • No serás amigo de gente desconocida.
  • Serás lo que verdaderamente sos, no inventes pibe.
  • No revelaras información monetaria.
  • Cuidaras tu imagen, la de tus familiares y amigos.
  • No aceptaras  a la gente según su foto de perfil.
  • No actualizaras cada 5 minutos.
  • Nunca crearas perfiles falsos para espiar a otras personas. Recuerda, todo vuelve.
  • No subirás el tono de las publicaciones en tu muro.
  • No serás amigo de tus ex.
  • No serás amigo de la nueva pareja de tu ex, lo mejor es no tener ningún contacto en común siempre y cuando  lo puedas evitar.

Después de leer esto, María de la Claridad suspiró mientras  acariciaba las páginas del cuaderno  mientras el sol de enero entraba por la ventana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s